Buscamos generar en las familias, y especialmente en los participantes, hábitos de vida activa y saludable, basados en la práctica regular de ejercicio físico, que contribuya al desarrollo integral de los niños y niñas.

Potenciamos la capacidad de auto-superación de cada niño, orientándolos para desarrollar la
seguridad en si mismos y confiar en sus capacidades, habilidades que consideramos fundamentales
en su desarrollo integral.